Hasta el centro poblado Los Ángeles de la ciudad de Moquegua donde están ubicadas las oficinas de la empresa Anglo American, se constituyeron la mañana de ayer lunes los comuneros de las zonas de influencia de proyecto Quellaveco para entregar un memorial haciendo sentir su protesta por el incumplimiento de compromisos.

Ante esta situación, un contingente policial se ubicó en los exteriores del recinto para prevenir cualquier acto de violencia, las puertas de las oficinas administrativas fueron cerradas.

Hasta el lugar se movilizaron los pobladores de las comunidades campesinas de Tumilaca, Pocata, Coscore y Tala, rechazando la inminente contaminación que se vienen registrando en dichas jurisdicciones.

Los pastizales y sembríos están llenos de polvo, impacto que estaría dejando la construcción de una carretera y otras obras. También se está contaminando las aguas, perjudicando a la población y a sus animales. Además, las vías por donde transitan están cortadas, señalaron los comuneros.

“Estamos en las oficinas de Anglo American para presentar un memorial de los reclamos que tienen nuestra comunidades, ante la contaminación que existe en la parte alta, perjudicando al ganado vacuno y agricultura”, refirió un poblador de Pocata.

Otro comunero de nombre Iván Mendoza dijo: “Estamos acá por el incumplimiento por parte de la empresa con la comunidad. Nosotros somos gente humilde, de las chacras y queremos el diálogo, de no darse, tomaremos otras acciones”.

Uno de los dirigentes de la comunidad, dijo sentirse engañado, por lo que solo piden que se cumpla los compromisos asumidos por la empresa y que se respete el medio ambiente.

Previamente sostuvieron una reunión donde conformaron una comisión integrada por 15 personas para hacer entrega del memorial. La comitiva fue recibida por algunos funcionarios, quienes los invitaron para dialogar en el interior del recinto.

REALIZARON PLANTÓN EN PROYECTO

El pasado domingo 30 de junio, lo comuneros realizaron un plantón en las afueras del mismo proyecto Quellaveco, inclusive lograron entrar al campamento, donde acusaron a la empresa de contaminar con polvo sus tierras y agua, que les han generado daños en la agricultura, los pastizales y a sus animales.

Los agricultores, precisaron que acataron la medida pacífica porque exigen respeto y que solo quieren dialogar con la empresa para mejorar sus condiciones de vida, tal como fue el compromiso inicial, esperando que Anglo American recapacite.

“No hay cero contaminación, están engañando a la gente, esa no es la realidad. La contaminación se origina por los trabajos que se viene haciendo en las zonas de Cortadera, Quellaveco y Alta Montaña (Asana). Nosotros les hemos cedido nuestros terrenos, pero a la empresa no le importa nada, al parecer quieren matar a las personas y a los animales y quedarse ellos en el lugar”, agregaron los comuneros indignados.

En comunicación con La Prensa Regional, la empresa minera dijo que evaluará internamente el pliego presentado por los comuneros y sostendrá una reunión la próxima semana para dar respuesta a los reclamos, inquietudes y pedidos presentados en el memorial.

Anuncios

Deja un comentario