El ex administrador del Proyecto Especial Regional Pasto Grande (PERPG), Luis Peralta Claros, dijo que no han defendido como corresponde el pago de los laudos arbitrales al Consorcio Obrainsa-Astaldi, lo cual se presta a suspicacias y que los involucrados lo habrían hecho con conocimiento de causa.

Cuestionó que se pierda 17 millones frente a una empresa que no ha hecho bien la infraestructura, sobre todo porque no se volvió hacer una prueba hidráulica que pueda demostrar fehacientemente que es un trabajo bien hecho.

“Por qué Jamocho (Rodríguez) no lo hizo, porque no lo hace la actual gestión. Esta obra ya está liquidada. En el año 2017, se conformó un comité de recepción, liquidación y conformidad de obra”, lamentó.

Reiteró que, sin haber hecho la prueba hidráulica, se dio la conformidad, porque supuestamente se habrían reparado las tuberías.

Los que han recepcionado la obra tienen responsabilidad administrativa, civil y penal, porque no hicieron las pruebas antes de dar la conformidad.

Una obra para que sea conforme, tiene que estar puesta en práctica, es decir tiene que determinarse si opera o no.

“Si esta gestión desde un inicio sabía, porque no lo denunció y porque no obligó a Obrainsa para que realice la prueba hidráulica, porque se maquilla así”, aseveró.

En otro momento, cuestionó el interés del ex gerente general del Gobierno Regional Alberto Jiménez Sardón para agilizar el pago, sabiendo que eso le corresponde al directorio, agregó que estuvo usurpando funciones.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here