En el 57º día de protestas en contra del proyecto minero Tía María, la tarde de ayer, un grupo de desconocidos lanzaron piedras a una camioneta de propiedad de la Municipalidad Provincial de Islay, destrozando completamente el parabrisas posterior dela unidad.

El hecho ocurrió a las 3:10 pm. en circunstancias que el vehículo se dirigía desde Mollendo a La Curva, distrito de Deán Valdivia, con la finalidad de entregar una notificación al regidor José Paredes para que asista a una próxima sesión de Concejo.

BLOQUEO EN LA VÍA

Según se tomó conocimiento, el conductor José Herrera Basurco conducía la camioneta, marca Mitsubishi, modelo L200, color rojo palma con placa de rodaje EGU-032, que se trasladaba al valle de Tambo y, a la altura del sector de la rotonda de Mejía, frente a la playa El Conto, detuvo el vehículo debido a un bloqueo de piedras en la vía. A una distancia de 200 metros aproximadamente, detectó la presencia de 60 o 70 personas con el rostro encapuchado, quienes serían manifestantes que protestan en contra del proyecto Tía María.

MANIFESTANTES LANZARON DOS PIEDRAS

Intentando continuar con su desplazamiento por la zona de bloqueo, los manifestantes identificaron que la camioneta en cuestión era de propiedad municipal, asignada al alcalde provincial Edgar Rivera, por lo que, según fuentes confiables, los manifestantes empezaron a gritar en contra. El vehículo giró para retornar a Mollendo, pero fue alcanzado por dos piedras que destrozaron el parabrisas posterior de la camioneta. En el interior de la camioneta solo iba el chofer quien resultó ileso.

DENUNCIA POLICIAL

El chofer de la camioneta puso la denuncia en la comisaría de Mejía para que los custodios del orden inicien las diligencias del caso.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here