El representante en la región Arequipa de la Defensoría del Pueblo, Ángel María Manrique Linares, informó que se ha detectado al menos cuatro riesgos en el servicio de educación en la provincia de Islay como consecuencia del conflicto por el proyecto minero Tía María.

Estas deficiencias fueron observadas tras una supervisión que realizó el equipo de la Defensoría para verificar el desarrollo de las labores educativas y del soporte pedagógico que en su momento anunció el Gobierno central que implementaría para la recuperación de clases.

NO EXISTE EL SOPORTE SOCIOEMOCIONAL

Detalló que en las instituciones educativas del valle de Tambo no existe el soporte socioemocional ofrecido por el Ministerio de Educación, la Gerencia Regional de Educación y la UGEL Islay.

QALI WARMA

A ello agregó que los directores de algunos colegios mostraron su preocupación por el riesgo que existe en la entrega del servicio de Qali Warma, dado que este complemento alimenticio está programado hasta diciembre y en vista que las labores educativas se prolongarían hasta enero, se requiere atención al respecto.

DOCENTES CONTRATADOS

En ese sentido también dijo que los docentes contratados atraviesan una situación similar debido a que su contrato vence en diciembre y las clases se prolongarán hasta enero, por lo que hay incertidumbre en los docentes, expresó Manrique Linares.

FALTA REFORZAMIENTO

Asimismo señaló que el anunciado reforzamiento y recuperación de clases no se está dando en plenitud por lo que falta que se concrete en las instituciones educativas del valle, principalmente.

EN CONOCIMIENTO DE AUTORIDADES DE EDUCACIÓN

Tras ello dijo que se están realizando las coordinaciones con las autoridades educativas de la región y la provincia de Islay para poner de su conocimiento estas observaciones.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here