La violencia se agudiza en el centro poblado de Secocha, en el distrito de Nicolás Valcárcel, Camaná. Cientos de pobladores incendiaron este jueves por la tarde los locales nocturnos instalados en el sector de La Curva.

Se trata del segundo ataque que se produce en los últimos siete días contra bares y discotecas instaladas ilegalmente. Para la población, la presencia de estos establecimientos ha propiciado el incremento de la delincuencia e inseguridad.

Horas antes del ataque, cientos de moradores sostuvieron una reunión con sus autoridades donde acordaron, entre otros puntos, clausurar todos los centros nocturnos. En la asamblea, se decretó que todas las cantinas existentes tendrán 24 horas para salir de Secocha.

Asimismo, la población percibe que la delincuencia aumentó desde la llegada de ciudadanos extranjeros, cuando el último domingo, dos venezolanos y un peruano mataron a un obrero minero en la calle Mercantil, zona donde funcionan varias discotecas. El episodio de sangre provocó que los ciudadanos se alcen contra estos locales.(Con información de elbuho.pe)

Deja un comentario