El ataque de la población a varios centros nocturnos en el anexo de Secocha, provincia de Camaná, revivió la preocupación de las autoridades ante el incremento de la violencia en esta zona minera.

JUSTICIA CON SUS MANOS

El descontento de los habitantes se debe al aumento de la delincuencia, lo que los impulsó a tratar de tomar la justicia con sus manos. En grupos ingresaron a los locales, sacaron los muebles a las calles y luego les prendieron fuego.

OBRERO MINERO ASESINADO

El levantamiento de la población se produjo luego de que el último fin de semana un obrero minero fuera asesinado en la calle Mercantil, donde se encuentran varios de estos locales.

Ramón Quilla Choque (41) murió después de ser apuñalado cuando intentaban robarle sus pertenencias. Las cámaras de seguridad de la zona registraron el ataque y a los dos delincuentes.

Aunque la policía logró capturar al día siguiente a los supuestos asesinos, Yonath Ortega Farfán (24) y Rafael Rodríguez Mata (28), ambos venezolanos, la población reaccionó con violencia.

DECLARATORIA EN EMERGENCIA

Crhiss Díaz Montoya, consejera por Camaná, solicitó este martes que el anexo de Secocha, en el distrito de Mariano Nicolás Valcárcel (Urasqui), sea declarado en emergencia.

La legisladora indicó que, las anteriores declaratorias no han servido de mucho. Ella ha pedido que intervenga el Gobierno nacional.

También se requiere de mayor presencia policial, indicó. En esta localidad apenas laboran ocho policías para resguardar la seguridad para más de 20 mil habitantes.

Asimismo, el alcalde de Mariano Nicolás Valcárcel, Helard Portocarrero, ha expresado a la consejera que sus recursos son insuficientes para aumentar la seguridad. Tampoco se cuenta con servicios de salud de manera permanente.

La muerte del obrero se debió también a que el centro de salud de Secocha no atiende las 24 horas. El personal de serenazgo lo trasladó a la posta de Urasqui, que en ese momento estaba sin atención y falleció camino a la posta de Iquipí. (Con información de elbuho.pe)

Deja un comentario