La corrupción no es inherente a nuestra clase empresarial, sostuvo hoy el presidente de la CADE ejecutivos 2019 Luis Estrada, quien destacó que durante esta jornada empresarial realizada en Paracas, Ica, se hizo un deslinde total contra la corrupción.

“La corrupción no es inherente a nuestra clase empresarial, por el contrario, es un elemento que distorsiona el mercado”, comentó en su discurso de clausura.

Recordó a los asistentes que el sistema de mercado tiene los recursos y argumentos suficientes para hacer que la economía crezca y derrotar a la pobreza.

Estrada hizo además un llamado al empresario a tomar conciencia del rol social que cumple una empresa, aspecto en el cual la creación de valor solo será válida si hay una distribución equitativa de la riqueza que genere bienestar.

A su turno, Elena Conterno, presidenta Instituto Peruano de Acción Empresarial (IPAE), hizo un llamado tanto a los empresarios, políticos, líderes de opinión, y a jueces y fiscales, a poner a la  ética al centro y a contribuir a generar oportunidades para todos los peruanos.

“Hemos tenido sesiones sobre los grandes retos que tenemos como país, tanto a nivel de retomar el crecimiento económico y mejorar la calidad de servicios, como de fortalecer la institucionalidad y priorizar la integridad. Además  sesión sobre equidad de género, con candidatos jóvenes al Congreso”, señaló.

Se refirió también al allanamiento que realizó esta mañana el fiscal José Domingo Pérez a las oficinas de la Confederación Nacional de Instituciones Empresariales Privadas (CONFIEP).

Recordó que en la encuesta de Ipsos a los participantes de CADE 2019 el 66% de los empresarios respalda que se combata la corrupción a través de actuación de jueces y fiscales.

“Estamos de acuerdo con combatir la corrupción, pero debo recalcar que el combate debe hacerse respetando presunción de inocencia y el debido proceso que son elementos fundamentales del estado democrático”, afirmó.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here