CORONAVIRUS EN EL PERÚ

NACIONAL
762,865
Confirmados
Updated on 20 September 2020 05:16
EN ALTA
607,837
Recuperados
Updated on 20 September 2020 05:16
Minsa
31,369
Fallecidos
Updated on 20 September 2020 05:16
20/09/2020, domingo, 5:43 AM

Coronavirus en el Perú

Nacional
762,865
Confirmados
Updated on 20 September 2020 05:16
En Alta
607,837
Recuperados
Updated on 20 September 2020 05:16
Minsa
31,369
Fallecidos
Updated on 20 September 2020 05:16

Covid 19: “A través de la ventana se ve miedo y ansiedad”

Quien sea que haya dicho que éramos un país en vías de desarrollo, estaba alucinando. Las reuniones, el desinterés, el egoísmo, las fiestas... vienen demostrando que esas vías conducían a otro lugar.

Últimas Noticias

Con éxito se llevó a cabo la Operación Tayta en su segunda fase

Se cumplió con la Operación Tayta en su segunda fase, dispuesto por el Ministerio de Defensa en coordinación con el Ministerio de Salud, EsSalud...

Se reduce número de pacientes hospitalizados por coronavirus

El Ministerio de Salud (Minsa) informó este sábado que la cifra actualizada de pacientes hospitalizados por coronavirus asciende a 9,269, es decir 131 casos...

Retiro de ONP: Gobierno presentará demanda ante el TC si Congreso aprueba por insistencia la ley

La ministra de Justicia y Derechos Humanos, Ana Neyra, adelantó el último viernes que el Ejecutivo presentaría una demanda de inconstitucionalidad ante el Tribunal...

Fiscalía realizará deslacrado de material incautado en viviendas de Richard Cisneros, Karem Roca y Mirian Morales

La fiscal anticorrupción Janny Sánchez Porturas realizará el próximo 15 de octubre el deslacrado y extracción de información del material incautado durante el allanamiento...

POR: ALEJANDRO FLORES COHAILA      

Cada día dentro ha sido tal cual acomodar un cuadro inclinado en la pared (Ilustración de Isabel Nalvarte Lozada @pintarte_pe). Lo ajustamos por la mañana, pero se empeña en ladearse cada tarde. No sabemos qué ni quién lo hace, pero nunca se mantiene recto cuando amanece.

Nadie sospechaba que hace unos meses la vida iba a detenerse de golpe, que las calles se ahogarían en el silencio, y que solo nos veríamos los ojos en adelante. Las multitudes, sorprendidas, llevaron su pesada marcha al interior de sus casas, que fue a la vez un hogar y un refugio. Tanto como para hacer guardia desde sus ventanas, espiar las antenas, sospechar del perro y de las moscas.

El espacio personal, que sentíamos una dimensión alterna a la que nos adentrábamos luego de un día atarantado de carga laboral, donde podíamos ver a nuestra familia y desconectar del mundo pre pandemia cambió, y una bulla repleta de personalidades lo llenó. Al parecer, más allá de vivir juntos, jamás habíamos convivido, y no nos conocíamos enteramente. Inevitablemente, el hábitat personal se desfondó.

Una sala y un cuarto no pueden ser también una biblioteca, un salón de clases, un área de práctica, un espacio lúdico… Pero sucede que, a pesar de estar separados, en distintas ciudades o en otros países, hemos demostrado que forma parte de la naturaleza humana mantenernos conectados y, como aprendiendo un nuevo idioma, aprendimos -o enseñamos- a usar el internet.

Si pudiera determinar una de las nuevas máximas de aquí en adelante sería: “di lo que piensas, a menos que tengas el micrófono abierto”. No porque siempre que se participe con comentarios en conferencias se digan sandeces, sino porque se han proferido, de vez en cuando, confesiones muy honestas a la persona que emplea la palabra.

Mientras aprendíamos desde una silla a conectar con setenta personas más, desarrollamos un apego por la tecnología, que le llegaba hasta al más reacio. Junto con ello se inauguró el semestre virtual: prueba que aceptamos con determinación y valor.

En la misma dinámica en que nos reunimos para conversar, tomar un trago, o en que dos enamorados se dicen que se aman por primera o se despiden por última vez, llevamos el derecho o la ingeniería o la contabilidad de las aulas a nuestros cuartos. Pero nos equivocamos. Fallamos.

No fue falta de voluntad, sino que intentamos trasladar la misma clase intacta de las aulas a una computadora, cuando todo era completamente distinto. Y nadie dijo nada. Aunado a esto, la carga cognitiva, el temor y la ansiedad hizo que desvaneciera cualquier esbozo de entusiasmo por la clase.

A lo largo de estos meses también, por obligación o necesidad, pisamos fuera de la jurisdicción de nuestra sanidad privada y pasamos a las calles. Aquel lugar donde uno había sentido toda la vida que podía gastarse los pies caminando y perderse en las venas de la ciudad parecía ya no pertenecernos.

Casi como si alguien más se hubiera adueñado de todo el espacio vacío. Cualquier roce con un objeto desconocido costaba caro, y lo sabíamos… o por lo menos algunas personas. Al día de hoy el registro marca 11 371 contagiados en Moquegua, la ciudad que un día alguien nombró como la mejor en cuanto a calidad de vida. Quien sea que haya dicho que éramos un país en vías de desarrollo, estaba alucinando. Las reuniones, el desinterés, el egoísmo, las fiestas… vienen demostrando que esas vías conducían a otro lugar.

Sin embargo, veo a través de la ventana y oigo un zumbido, y con él un distante amanecer. El miedo y la ansiedad se han tornado palpables. Pero quizá, en medio de la arena que quedó olvidada un día de verano, o en una partícula de amor que lleva y trae el viento hallemos la esperanza que tanto nos hace falta. La hallaremos, de eso no tengo duda.

Ilustración de Isabel Nalvarte Lozada @pintarte_pe

Artículo anteriorEl hijo pródigo
Artículo siguiente¡Qué ignorante fui!

Análisis & Opinión

CORONAVIRUS

Cuarentena focalizada se mantiene en Moquegua, Puno, Tacna y Cusco

El Gobierno dispuso que se mantenga la cuarentena focalizada total que se cumple en las regiones de Cusco, Moquegua, Puno y Tacna debido a...

Covid-19 en Tacna: sin sorpresas y tendencia a la baja

POR: GUIDO CARRASCO YLLATARCO    Las cifras son alentadoras para la región Tacna, si se considera el transcurso de estas dos primeras semanas del presente...

Covid-19 en Moquegua: ¿en setiembre puede repetirse el número de fallecidos de julio?

POR:  DR. PhD. JAVIER FLORES AROCUTIPA    Durante la cuarta semana de julio a la fecha hay una media de 90 fallecidos por semana. Aunque...

Covid-19 en Arequipa: ¿contención de letalidad es efectiva?

POR:  DR. PhD. JAVIER FLORES AROCUTIPA      La tasa de letalidad en Arequipa el 1 de agosto era de 5.71% significa que por cada...

Monroy asegura que la curva de contagios de covid está descendiendo en Moquegua

La curva de contagios con covid ha descendido muy significativamente, de igual modo el número de fallecidos, lo cual es un buen indicador y...