Reducción de los inventarios del cobre y sus precios

0
4156

Diversas revistas especializadas en el mercado del cobre y otros minerales en estos últimos días difunden la información que los Inventarios del cobre han caído a menor nivel en los últimos años y prevén aumento en el precio. Agregan que se estima que en los próximos años esta reducción se acentuara en los próximos años (1).

La lógica del mercado se da en sentido que, al reducir la cantidad de cobre inventariado en los almacenes certificados en las Bolsa de Metales Internacionales, especialmente en el de Londres (LME) se comportan aleatoriamente, algunas veces aumentan y en otras disminuyen e influyen, no lo determinan, en la subida o bajada del precio del cobre.

Esta vez, el déficit de lo se tiene en inventario para la venta en el mercado ha bajado sin posibilidades de reversión tendencial. Si se avizora que la tendencia será hacia la reducción ocasiona que los precios del mineral cuprífero se aumenten en los próximos años.

¿POR QUÉ SE REDUCEN LOS INVENTARIOS DEL COBRE?

Tres factores lo afectan, uno es la demanda del metal, dos la reducción de la producción del cobre y tres el desequilibrio entre la demanda y la oferta del cobre. Todo indica que este último es el que está influyendo en los stocks de cobre en el mercado, algo paralelo como lo que ocurre con los helados en verano, la demanda aumenta por el fuerte calor, entonces los stocks de azúcar, esencias de frutas y preservantes disminuyen, suben sus precios y hay que reponerlos produciendo más de ellos.

Ello también ocurre en el mercado internacional del cobre en donde el consumo de este se ha elevado en especial el de China. La producción a gran escala, la nueva tecnología y las propias ciudades reclaman usar cobre de manera continua.

Y allí viene el otro detalle, la oferta de cobre no crece en la misma proporción que la demanda. La producción es menor a lo que requiere la economía internacional. Y aparece la especulación; que podría ser que las reservas de minerales son cada vez menos, las actuales minas no son tan eficientes, que hay un agotamiento del recurso, se le niega a la minería la licencia social por los efectos ambientales, la inversión minera tenía el inconveniente de poca rentabilidad o hay una resistencia de la comunidad por las dudas ambientales. Lo cierto es que cualquier inversión minera debe asegurar que su capital retorne con ganancia. El mercado es impredecible y oscilante

En el cuadro N° 01, principalmente en la correspondiente a la Bolsa de Minerales de Londres, nos damos cuenta que el stock de los inventarios ha disminuido, en abril del 2018 eran de 334 mil TM y en abril del presenta año se recudieron a 128 mil TM que es la más baja en los 10 últimos años.

Los precios que en los últimos meses oscilaban en US$ 3.00 la libra por la situación precedente podría elevarse más por efecto del agotamiento de los stocks certificados de cobre. Todo indica que el fenómeno bursátil continuara porque para cubrir el déficit deberían elevar la productividad de las minas y apertura la explotación de nuevas minas.

Sin embargo, esto no funciona como los helados que cuando aumenta la demanda aumenta los vendedores. En el caso de los minerales toma un tiempo más prolongado. Entonces podríamos estar a Ad portas de un nuevo repunte de elevación de los precios del cobre sin llegar a los que se dieron entre el 2012 y 2014.

Deja un comentario