“El Reto de la Igualdad: Una lectura de las dinámicas territoriales en el Perú” (1) es el título del estudio por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) sobre el Índice de Desarrollo Humano del Perú – 2019, popularmente conocido con IDH, en la que Moquegua aparece en el primer lugar seguido de Lima.

¿Qué es el IDH? Previamente afirmamos que el presente Índice es uno de los más reconocidos y aceptados en el mundo académico, gubernamental y de la investigación porque supera a los simples indicadores que tienen una mirada muy parcial de análisis estadístico como es el caso de medir solo el crecimiento calculando solo el incremento del Producto Bruto Interno (PBI) entre otros.

La metodología del IDH combina la información estadística de la esperanza de vida al nacer, los logros educativos, población con secundaria y el ingreso familiar. Es decir, mide el nivel de satisfacción de las personas en la salud, educación y la riqueza que se da en diferentes países, departamentos y distritos con indicadores que se encuentran en el intervalo de 0 a 1. Así tenemos, por ejemplo, que Noruega alcanzo el índice más alto (0.953) y Níger el más bajo (0.354) (2).

El estudio del presente año respecto al Perú, se señala que en el periodo 2013 – 2009 nuestro país ha sostenido un IDH creciente en 60%, paso de 0.366 al presente de 0.586. Se indican que a pesar de ello existen grandes brechas a superar, así tenemos, según el responsable del PNUD Perú, que por ejemplo Loma, Arequipa y La Libertad con alto IDH, 0.716, 0.635 y 0.539 respectivamente son los más desiguales porque al incorporarle el porcentaje de desigualdad de un año anterior sus IDH baja a 0.540, 0.525 y 0.408 respectivamente.

Agrega que entre más alto está el territorio sobre el nivel del mar más bajo es su IDH, este es el caso de la sierra alta y selva alta. El papel del Estado ha sido primordial para mejorar o desatender las desigualdades, por supuesto donde ha intervenido el IDH se ha elevado, sin embargo, cerrar las brechas no solo será una responsabilidad del Estado, lo es también de las empresas y la sociedad civil organizada (3).

Por otra parte, agrega que la Minería tiene una influencia desigual sobre el IDH. En algunos territorios a pesar de tener grandes explotaciones mineras la influencia es baja sobre el IDH, en ellos se suma la mala gestión de varios municipios y gobiernos regionales. En Moquegua y Tacna si se aprecia una relación entre los ingresos de aquella con los índices del IDH.

El experto enfatiza que “Perú es un país de un enorme potencial minero y esta es una actividad que debe continuar desarrollándose, pero, al mismo tiempo, debe hacerlo dentro de condiciones que promuevan la mejora social de las comunidades en su entorno y el respeto al uso de los recursos del ambiente de manera adecuada” (4).

En resumen, de IDH para resaltar la contradicción entre IDH y más desigualdades son los departamentos de Lima, Tacna, La Libertad, Anchas, Piura y Cusco. No se incluye a Moquegua que tiene un elevado IDH. La desigualdad de género se da en todos los departamentos tanto en lo político, acceso a la educación y participación en el mercado laboral. No se podrá desarrollar territorialmente si la mitad de la población excluida.

De otro, lado se ha avanzado en la cobertura de los servicios por parte del Estado, la observación actual es su baja calidad, continuidad, mantenimiento y altos costos. En el tema de descentralización productiva y regionalización, la carente coordinación entre Alcaldes provinciales, entre los gobernadores regionales es evidente, cada uno solo quiere gobernar en du feudo. Se mira el árbol y no se quiere todo el sistema que es el bosque. No funcionan las mancomunidades regionales, los clústeres, conglomerados de inversiones y los megos proyectos.

Respecto a los 30 primeros del país con más altos IDH 2019, ya no asombra, está el distrito de Pacocha de la provincia de Ilo en el departamento de Moquegua con un IDH de 0.7680 con regulares esperanza de vida al nacer, educación secundaria completa y altos años de educación e ingreso familiar (per cápita). Pacocha tendría 34 veces más ingreso familiar que el distrito de Lagunas en Piura que es el más bajo del país (Plof !!!). Exijo una explicación, al decir de Condorito.

La respuesta está en que es un distrito pequeño, con baja población que mayoritariamente trabaja en la empresa SPCC, tiene atención medica personalizada, cuenta con la IE. de Educación Básica con más altos estándares de calidad PISA entre varios. Sin embargo, es un distrito sin vida propia, esto con actividad comercial, micro empresa desactivada, todavía no logra constituirse en un distrito relativamente autónomo.

En lo concerniente a los departamentos, Moquegua está en el 2do. Lugar en todo el país con un IDH de 0.6589 detrás de Lima (Lima Metropolitana + Callao) que tiene un IDH de 0.7073. Le siguen en el 3er. lugar Arequipa (0.6425), 4to. lugar Madre de Dios (0.61.36) y 5to. lugar Tacna (0.59.00). El departamento de las paltas, piscos, pescado y cobre ha ascendido desde el 2003 en que estuvo en el quinto lugar al presente del segundo lugar. Como se constata en la información del estudio no solo de la Minería extractiva, sino también la Manufactura Metalúrgica (Fundición, Refinería y Termoeléctricas) correlacionan al IDH a elevarse. El estudio también se reafirma en Moquegua lo que ocurre el país, los poblados territoriales alto andinos del departamento tienen bajos IDH, lo rural ha sido eclipsado por el crecimiento urbano, la esperanza de vida en ambos espacios es, cada vez, más distante, la calidad educativa no es igual entre la IE del Enrique Migges y la IE de Omate, la infraestructura del ISTS José Carlos Mariátegui es de lejos superior a su par como lo es el ISTS Luis E. Valcárcel de Ilo, la superación de enfermedades como la Diabetes, Anemia, Tuberculosis, entre otras no es igual en el distrito de Pacocha y el distrito de Cuchumbaya.

Si bien, nunca se podrán lograr igualdades plenas, si es posible acortar las desigualdades, brechas o desigualdades. Es eso pasa por el que el segundo lugar en IDH se exprese en compromiso entre los actores públicos y privados. Empecemos porque las autoridades públicas gasten bien y totalmente lo presupuestado, porque las empresas privadas se comprometan a contribuir eficientemente en el desarrollo de los planes de desarrollo y la sociedad civil organizada aporte ideas, dialogue y concerté políticas que nos conduzcan al bienestar general.


(1) “El reto de la Igualdad: Perú 2019” PNUD

(2) Diario Gestión Lima

(3) Diario Gestión Lima

(4) “El reto de la Igualdad: Perú 2019” PNUD

Deja un comentario