La huelga de los trabajadores de Southern Peru afiliados al Sindicato Unificado (SUT) ingresó a la segunda semana de paralización de esta medida de fuerza que acatan desde el pasado lunes 10 de abril.

Los trabajadores cuestionan el recorte en la distribución de utilidades (este año se entregaron cerca de 10 mil soles en promedio a cada trabajador) además de otros reclamos de índole laboral, entre ellos la reposición de un dirigente despedido.

Esta semana es crucial para la relación entre sindicato y la empresa minera, ya que luego de declararse en segunda instancia ilegal la huelga por la Autoridad de Trabajo, Southern anunció este fin de semana que los servidores que no se reintegren a sus labores podrían perder su trabajo como sucedió anteriormente.

Altos ejecutivos de Southern Peru en Ilo han exhortado a los trabajadores en huelga, para que se presenten a trabajar y evitar cualquier circunstancia que se pueda presentar a partir de hoy día lunes 17 de abril.

El Abog. Roberto Villón, gerente de Relaciones Laborales, ha sido claro a señalar que, “No sabemos cuántas cartas de despido emitiremos, puede ser 1 o quizá 2 mil, eso lo vamos a evaluar”.

Ayer aproximadamente a las 11 de la mañana, un piquete de huelguistas que estaba cerca del puente del ferrocarril industrial de Ilo, sobre la desembocadura del río Osmore, fueron despejados con gases lacrimógenos, lanzados por efectivos policiales, que resguardan el paso del convoy ferroviario.

Cabe señalar que, el sábado nuevamente los trabajadores afiliados al SUT protagonizaron movilizaciones en Ilo, con agremiados de este puerto, de Toquepala y Cuajone. Tomaron la vía férrea por unas horas.

Hasta el cierre de esta edición, el dirigente Abel Saira, secretario de prensa y propaganda de la base Cuajone, precisó que continuarán con las medidas porque aún no hay una solución a sus pedidos por parte de la minera.

“La empresa se cierra y nos dicen que no van a dar solución, pase lo que pase, es por so eso que se ha decidido seguir con la medida”, aseveró.

Los huelguistas analizan la posibilidad de hacer una marcha de protesta en el distrito de Cocachacra (Islay) en esta semana, de acuerdo a los permisos que soliciten e incluso en la ciudad de Arequipa, si la empresa no atiende sus demandas.

La empresa Southern Peru, ha señalado el manejo confuso de la información en las asambleas y la falta de capacidad, liderazgo y representatividad de los dirigentes sindicales que han originado que los trabajadores vayan a una huelga que los perjudica sobre todo a ellos y sus familias.

ALGUNOS AVANCES DEL DIÁLOGO

Sobre el reclamo de 4 trabajadores declarados por EsSalud con incapacidad no temporal, la empresa, junto con los dirigentes, recurrirán a EsSalud en Lima para informarse y ver la forma de que esta entidad solucione este punto. Uno de los casos puede ser reevaluado por los propios médicos de Southern y si está apto para laborar, será reincorporado de inmediato.

En comunicado de prensa, la empresa señaló que, para el punto de la falta de especialistas en los hospitales de Southern, la Empresa seguirá buscando para conseguir los especialistas que se requieren; en tanto, se seguirá transfiriendo, sin demora, a los pacientes a las ciudades donde haya las especialidades médicas requeridas. Este servicio es totalmente a costo de la empresa como es el servicio de salud integral que ofrece actualmente en sus hospitales para trabajadores y familiares.

Funcionarios de la empresa Southern Peru, en conferencia de prensa el último sábado.

El cuarto punto referido a lo que llaman “cámaras de vigilancia”, que en realidad son sensores antifatiga colocados en los camiones mineros para evitar accidentes a causa de la somnolencia o distracciones, la empresa ha señalado que, al tratarse de un sistema de seguridad y protección para la vida e integridad de los trabajadores, los dirigentes y los representantes de la empresa informarán de las bondades de este sistema y que es inocuo para la visión de los operadores. Este sistema solo tiene aplicación para los equipos de las minas de Toquepala y Cuajone. En Ilo no se instalará en ningún equipo.

Sobre el quinto punto que exige la reposición de un dirigente despedido Jorge Campos, la empresa llegó a un acuerdo con la dirigencia sindical para aguardar lo que decida el Poder Judicial, pues el caso esta judicializado.

Respecto al pedido de un préstamo, la empresa ha señalado que no existe legitimidad ni argumento para solicitarlo; sin embargo, ha expresado su voluntad para conversarlo.

El Sindicato Unificado de Trabajadores Southern Copper y Anexos, agremia a unos 2127 trabajadores que afecta la capacidad de producción de cobre de la empresa minera en sus unidades productivas de Ilo, Cuajone y Toquepala.